sábado, 19 de marzo de 2011

POEMAS DE MARIA RONDON

NOTICIA: «33.000 damnificados por lluvias en Venezuela»

Foto: Noticias 24
Vecinos del sector Tamuquito de la parroquia Catia trasladan hoy, 1 de diciembre de 2010, sus pertenencias tras los destrozos causados por las lluvias de los últimos días en Caracas, Venezuela. Las lluvias que afectan al país suramericano desde septiembre y que se intensificaron la última semana han causado 25 muertos y obligado refugiar a 33.442 personas, según las últimas cifras oficiales dadas hoy por las autoridades. EFE/ David Fernández


Lluvias
Moverse rápido o no
ese es el sortilegio

La lluvia más fuerte
viene de mis ojos
todavía no sé si me muevo

Venía de la precariedad
precariedad alumbra precariedad
todo se derrumba

Siempre soñé caminar sobre el agua
(sin verle la cara a un Dios)
la navegación, la ola, el viento
ahora es arrastre de mí misma

Esta es la única vez que el obstáculo está afuera/
que el agua ladra/

No deja de ladrar, sin pausa
como un amor sin tierra,
pero con mucho espacio

Sin pausa / todo duele más/ Sin pausa
llueve

Cuatro que no aparecen
y yo encontrándome

El río siempre crece
Como un niño llora
llora

Esta es la única vez que el llano no viene
de mis adentros

Creo que está lloviendo, pero no sé de dónde
vienen los relámpagos.


El estado de alerta, es menos/más que un estado mental
nadie quiere saber lo que le viene a las espaldas
hasta que amenaza
y cuando viene del cielo no hay replicas
esperar o no
no importa
lo seguro es que vendrá (siguiendo)
seguido/todo duele más/ seguido
hasta el amor
(con aguas)
hasta las ganas
(sin sed)
¿Quiénes somos que hasta el agua nos duele?


Tengo que estudiar
Tango hambre
Tengo que comer
Tengo que limpiar
Tengo que cocinar
Tengo que lavar (me)
Tengo que hacer el amor
Tengo que enviar mensajes
Tengo que leer
Tengo que ver las noticias
Tengo que reflexionar sobre lo que no hago en mi país
(pero que me gustaría)
Tengo que amar
Tengo que hablar con mis amigos
Tengo que escribir
Tengo que ir a mi tertulia
Tengo que dar clases y recibirlas
Tengo tantas cosas
Tengo tanta vida
Llega la lluvia no importa mis –tengoque-
Ella –tieneque- a mí


NOTICIA: «Las lluvias más intensas en 40 años»

Foto: Noticias 24
Higuerote – Gobernación Miranda/Gregorio Marrero

Tener un corazón desbordado no es problema
y que no se alce cualquiera a referirse – es mujer-
como si yo atribuyese las no-gloria a todos los hombres.

El problema está en no saber nada, o pretender ser barca, con/sin río
la indulgencia está en no tener puertos en alcanzar como brotes
botones por estrellas.

El problema es que no hay luz
no hay agua
Y yo no quiero cerrar mis ojos
dejar de sentir (hacia adentro) mis ríos
Entonces sí, díganme que es por ser mujer
Per persistir hasta mi última vena
por volverme grito de mis hijos
latido de mi esposo
comida para el perro.


Entonces, sí, soy mujer
no me personaré, ni olvidaré
lo que sí puedo es ladrar
ladrar por estas aguas
hasta que mis hijos me escuchen

que no vuelven, pues ya no serán míos
pero que me escuchen
que no se les olvide que tienen madre

NO ME PERDONO ESO DE SABER NADAR
Y TODAVIA HABERME AHOGADO


Oración
Líbranos, Señor,
de encontrarnos
años después,
con nuestros grandes amores.
Cristina Peri Rossi

Ya la lluvia
se llevó mi pueblo
una vena
un sol
todos mis amores
¿Debo agradecer?
que me quiten otras salas
porque en las mías todavía
los veo
a todos
Irónicamente con lágrimas en los ojos.


NOTICIA: «Construyen refugios dignos…»

Foto: Noticias 24
Personas en un refugio de Caracas – REUTERS/Jorge Silva

La no- lluvia

“…¿ quién habrá de devolvernos los días negados?
¿ cómo zafarnos del arduo exilio?...”

Jacqueline Goldberg


Soy mi día
y todos los días
de mi vida
hasta que llueva/entre/ambos/mundos


La dignificación
es santidad
ley
¿ mini- apartamentos
o
estanterías?


Una inauguración
¿ de qué?
del destierro
¿ qué traje me puedo
poner?


La comida llega en ocaso
el hambre es auge


No permitas que se te desborde
una lágrima, ya hay mucha agua


La temporalidad
aquí
parece eterna


“a medida que…”
es un nunca /valor perdido
dignidad todavía tengo
pero no me tengo a mí
me fui con el río
porque mi puerto
sos vos
y no estás
me fui


La no-lluvia
es cuando no amanezco
hoy y todos los días
invitada por el río
hacia un eco
altaneramente profundo
como mi voz y vos


El río me invitó
y la tragedia está
en que me quise ir
con él.


NOTICIA:
«Presidente Chávez da refugio a damnificados en palacio de gobierno».


“…tendidos de cara a la niebla
soportaremos con cierta dignidad
la aviesa espera…”

Jacqueline Goldberg


El incansable abre sus puertas
a quienes no pueden más,
o prefieren perecer más que amotinarse
llovió, y fueron 25,
acuérdate 25.

La casa de sangre blanca
se llena de barrio
llovió
25-25


El incansable los ataja y cree dominar el des-tierro
sólo descansan los que han sufrido
somos mucho pueblo
la tierra es grande
la sangre no se nos pinta de blanco
llovió
25, acuérdate, 25

Si, sí nos dimos cuenta de que entramos y salimos
por la puerta de atrás
fuimos 25

los vivos que quedamos muertos.




Te doy hoy una palabra
destruida
para jugar
mañana
Nada hoy / Todo/( vos) mañana




No duermas / ¿Para qué duermes
No hay mundo / hoy,
No hay casa /si mañana
No duermas /nadie te verá
No hay sueños /despertar?
No duermas


Noticia: «Testimonio de una mujer sobreviviente»
(Grabación tomada de manera informal, para la recopilación de voces femeninas que sobreviven a desastres naturales. Información gracias a Orlando Rondón).

“…No quisiera que lloviera
te lo juro
que lloviera en esta ciudad
sin ti…”

Cristina Peri Rossi


Soy yo misma una lágrima
dependiendo de quien me vea
crezco
como manantial en centro sin desborde

Sin ti (vos)
La tinta se esconde y florece (sin querer)
nadie levanta la voz
pero tampoco se esconden

No me estoy escondiendo

Sólo no quiero ver el lugar donde-noestás-
no quiero ver lo que –nopuedesver-
menos quiero aceptar lo que –noaceptas-


llueve (me) tú
pero no quiero esta lluvia sola
vacía
así
como estoy
yo
¿viste?
Soy como la lluvia que tanto te gustaba
que te tragó
Soy –ahora-sinvoz-porvos-

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada